Tag: Alfredo Zurita, 30 de Enero de 2018

DIA 12

Limpia el filtro de tu organismo

1 de cada 3 estadounidenses está en riesgo de desarrollar algún problema en los riñones; 26 millones de estadounidenses adultos tienen algún trastorno renal. Aproximadamente 450.000 estadounidenses están en diálisis y aproximadamente 185.000 viven con trasplante de riñón. Más de 123.000 americanos actualmente están en la lista de espera para un trasplante de órgano, más de 101.000 necesita un riñón, pero menos de 17.000 personas reciben un riñón cada año.

El doctor Raúl Carlini coordinador del Programa Nacional de Salud Renal (2014), calcula que más del 10% de la población venezolana padece de alguna alteración en la función del riñón, de los 12 mil pacientes que reciben diálisis en todo el país, por lo menos 50% son hipertensos y el otro 50% diabéticos.

Ahora bien, según los datos más actualizados del Programa Nacional de Donación y Trasplante de Órganos hay más de 5.000 personas esperando por un órgano o algún tejido en el país.

“De éstas, 1.300 necesitan un riñón para continuar viviendo”.

¿Por qué mantener los riñones sanos es tan importante?

El cuerpo humano extrae la energía de los alimentos, del oxígeno y de otros suplementos, los subproductos del metabolismo son los residuos tóxicos que deben ser eliminados del cuerpo por los riñones, los cuales desempeñan un papel vital en la ‘excreción’ de la orina a través de la vejiga. La otra actividad de los riñones es re-absorber nutrientes y ciertas moléculas como la glucosa, iones como sodio, calcio y potasio. Los riñones regulan indirectamente la presión arterial, mantienen los niveles de pH de la sangre y secretan hormonas.

Al igual que todos los órganos, los riñones son susceptibles a infecciones, daños, falla renal, riñones poliquísticos y otras enfermedades metabólicas como la diabetes. Los seres humanos podemos sobrevivir con sólo un riñón, la diálisis, los medicamentos y el trasplante son algunas de las opciones de tratamientos disponibles para los trastornos del riñón.

El hígado es como el cerebro orgánico, controla más de 600 funciones conocidas en el cuerpo, cuando no funciona bien, la persona entra en una tristeza orgánica, es una muerte orgánica, se produce un envejecimiento orgánico, falta de energía vital. Si los ‘venenos’ industriales que encontramos en ‘la comida nuestra de cada día’ van a los riñones, eventualmente la persona va a tener problemas de riñón y con el tiempo llega la artrosis, lesiones de huesos, reuma, etc. La mayoría de los trastornos de la vesícula biliar se deben a la presencia de cálculos biliares (bilis más colesterol), en los hospitales la vesícula se extrae por cirugía, con un tratamiento natural los cálculos en la vesícula se disuelven fácilmente, evitando la operación.

Los signos de personas con una mala función hepática son: dolores de cabeza, parkinson, dolores articulares, debido a que las toxinas que no se eliminan, pasan a la sangre repartiéndose por todas las articulaciones y la piel. Alergias, procesos autoinmunes, síndrome premenstrual, cansancio crónico, problemas de concentración, porque no llega bastante oxígeno al cerebro por la toxicidad de la sangre y se producen depresiones. El mal aliento, fotosensibilidad, insomnio, sueño después de las comidas, psoriasis, problemas de tendones, mala circulación y varices.

La misión de los riñones consiste en filtrar la sangre para regular su composición y depurarla de desechos tóxicos, a la par que se encargan de eliminar el excedente de agua y los residuos tóxicos a través de la orina. Si se mejoran los riñones, la sangre se limpia y todo el organismo va a mejorar, pues es la sangre la encargada de llevar el alimento a todas las células del organismo.

Aunque cualquier persona puede sufrir de éste doloroso padecimiento, los hombres son más propensos a presentarla si no dan un cambio en sus hábitos de vida.

No beber suficiente agua. Comer una dieta con alto contenido de proteínas animales, sodio y/o azúcar. Sobrepeso u obesidad. Tomas ciertos medicamentos como los antiácidos de base de calcio.

Si últimamente estás experimentando los siguientes síntomas sería bueno que desintoxicases tus riñones:

  • Estás todo el día cansado o fatigado aunque duermas muchas horas.
  • Sientes dolor en la espalda baja tras comer ciertos alimentos.
  • Tu mal humor es una constante.
  • Experimentas desequilibrios hormonales.
  • Tienes problemas dérmicos como, por ejemplo, erupciones cutáneas, acné o eccemas.
  • Aumentas mucho de peso sin razón o tu vientre está demasiado hinchado.
  • Has padecido cálculos renales en el pasado.
  • Sufres de incontinencia urinaria, sueles sufrir infecciones de orina o problemas de vejiga.
  • Si existen unos órganos que trabajan incansablemente, sin dudas, son los riñones. ¡Y nunca les prestamos atención! Solo nos acordamos de ellos cuando nos duelen o tienen un problema.

    Para poder limpiar los riñones de forma natural y eliminar todas las toxinas que han acumulado a lo largo de los años te recomendamos los siguientes jugos:

    Jugo de sandía y limón
    Jugo de zanahoria y apio
    Jugo de zanahoria y pepino
    Jugo de rábanos, col y apio
    Jugo de pepino y perejil
    Jugo de piña y fresa
    Jugo de apio y manzana

    La receta completa la encuentras en nuestras páginas de Instagram: @naturismozurita @aceptandolonatural Visítame en intagram y encontrarás más información y tips para cuidar tu salud.

    Si deseas hacerte una limpieza profunda en tus riñones toma un té de Saxifraga Ligulata. Esta planta posee una validación científica en el ámbito mundial para la eliminación de cálculos y arenilla, infecciones renales, cristaluria, disfunción renal y cistitis (micción irritante), sin efectos dañinos, es completamente segura en estudios conducidos durante seis meses. Se ha utilizado tradicionalmente para promover la función urinaria óptima y para mantener el balance de cristales, porque mantienen las sales y el calcio en solución, es particularmente valiosa para las mujeres que consumen calcio para la osteoporosis.

    Se toma media cucharadita de la raíz de saxifraga disuelta en una taza con agua caliente como té por varias semanas para eliminar los cálculos o arenilla, porque impide que vuelvan a aparecer y destruye completamente los cálculos renales.

    El Turmeric Zedoaria es una raíz promotora de salud increíble, investigaciones han demostrado más de 600 beneficios potenciales para la salud. Estudios de investigación indican que la raíz de turmeric puede ser de ayuda en varios trastornos renales, principalmente por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes sin efectos secundarios.

    Se organizó un estudio para evaluar el efecto inhibitorio de la curcumina sobre la formación del quiste renal, el hallazgo sugiere que las propiedades antioxidantes de los curcuminoides hacen potenciales agentes quimiopreventivos contra tumores renales. Estos resultados indican que la curcumina puede inhibir la formación del quiste y su ampliación y así llegar a ser un producto natural adecuado para tratar la enfermedad de riñón poliquístico.

    Los investigadores concluyeron que la curcumina podría servir como un agente terapéutico para la glomerulonefritis. La curcumina atenúa significativamente la disfunción renal y el estrés oxidativo, presentando así su potencial para tratar la nefropatía diabética.

    Se toma ½ cucharadita de turmeric, 1 pizca de pimienta negra y un chorrito de miel disueltos en una taza de agua hirviendo una o dos veces al día.

    Amigo lector, si deseas puedes ver mis recomendaciones del dia 1 (AQUI),dia 2 (AQUI), dia 3(AQUI), dia 4 (AQUI), dia 5 (AQUI), dia 6 (AQUI), dia 7 (AQUI), dia 8 (AQUI), dia 9 (AQUI), dia 10 (AQUI) y dia 11 (AQUI)

    Comentarios