Tag: Alfredo Zurita,05 de Enero de 2018

DIA 1

Elimina de tus pensamientos y palabra toda intención ofensiva

Olvídate de las quejas, son innecesarias no te ayudan a solucionar el problema por el cual te estás quejando. Las quejas atraen más quejas y ambientes problemáticos, contagian a las personas a tu alrededor de energía negativa, y sólo se acercarán a ti para traerte más quejas.

Que el país, que la economía, que el dólar, que la comida y las medicinas, que corea del norte, que el terrorismo, que el hambre… sí, ya todos lo sabemos y estamos afectados. Hablarlo no nos va a desahogar el problema, al contrario nos va a cargar de ira y desánimo.

Evita la depresión

Tarea: Cada vez que te vayas a quejar busca a tu al rededor algo hermoso. Al principio verás cosas que te podrán generar otra queja, pero observa bien, desde una flor escondida, la sonrisa de un niño, una madre luchadora, el amanecer, el rostro de una mujer, las formas de las nubes, un pajarito volando… la belleza es subjetiva, tu meta es encontrarla cada vez que una queja está a punto de nacer. Una canción, un olor, una foto hasta un bonito recuerdo puede ayudarte en esta 0casión con el fin de generarte placer y así tus células nerviosas produzcan dopamina.

Semir Zeki enseña neuroestética, en University College de Londres. Investiga la manera en la que la belleza nos da placer.
"Me especializo en el cerebro visual y las respuestas efectivas -como deseo, amor, belleza- que desencadenan estímulos visuales"

Entre las funciones más conocidas de la dopamina tenemos el Aumento de la frecuencia y presión cardíaca, regular el sueño, la atención y la actividad motora. En el lóbulo frontal regular funciones como la memoria (hipocampo), la atención y la solución de problemas. Es también vital en la regulación del humor.

Cuando nos quejamos nuestro cuerpo sufre, se estresa: Hormonas como el cortisol y una presión sanguínea más alta ponen a nuestro corazón en alerta y listo para el ataque o la huida. El sistema nervioso en situación de alerta puede hacer que nos sintamos más susceptibles empujándonos a comer más de lo que necesitamos o a fumar para intentar calmarnos. Los músculos aumentan su tono temporalmente, por eso podemos sufrir contracturas con más facilidad.

Nuestro flujo sanguíneo se dirige, sobre todo, a los músculos así que es probable que nuestra digestión no se realice de forma completa y podamos sentir el estómago agitado. Además, puede hacer que almacenemos más grasa. Se puede llegar a producir disfunción eréctil en los hombres e inapetencia sexual en mujeres, por menor riego en la zona genital. Es un mecanismo ancestral: si había una emergencia, se debía huir o luchar, no era el momento de reproducirse.

Entonces… Quejarse sale muy costoso en materia de salud y bienestar.

DEJAR DE QUEJARTE NO TE HACE INDIFERENTE ANTE LA ADVERSIDAD, TE AYUDA A CONSEGUIR UNA SOLUCIÓN MAS OBJETIVA AL PROBLEMA.

Te quedan 21 días sin quejas !

Comentarios

@bionaturismo twitter